Mis #2 experiencias personales con estudios geobiológicos

¿Habéis dormido alguna vez en una habitación que no es la vuestra y por la mañana os habéis despertado con la sensación de no haber descansado?

¿Tal vez os habéis despertado continuamente durante la noche?

Esta sensación que hemos tenido todos tiene una explicación y es que varios factores relacionados con las ondas magnéticas terrestres han afectado a vuestro organismo. Esto es la geobiología.

Como arquitecta, siempre me ha fascinado el estudio de la geobiología, saber cómo las ondas magnéticas naturales y artificiales pueden afectar sobre la salud de las personas que viven en las casas que yo diseño lo considero esencial y sin embargo, hay pocos arquitectos que lo tengan en cuenta.

Por ello, hace unos años me decidí a hacer un curso de geobiología con un reconocido geobiólogo en Barcelona, Pere Vila, el curso fue interesantísimo, nos pasamos 3 meses visitando cada semana una casa de un alumno y en cada visita completábamos un estudio geobiológico, detectando corrientes magnéticas naturales y artificiales en cada una de nuestras viviendas.

Cuando llegábamos a la casa, el profesor siempre le pedía al dueño que no nos contase nada sobre la situación familiar para no sugestionarnos sobre el resultado del estudio y lo cierto es que, en prácticamente la mayoría de casas que visitábamos, coincidían exactamente las zonas afectadas por geopatías con las personas que habían enfermado o que sufrían algún trastorno de salud.

Durante los estudios, aunque se comprobaban varias afectaciones, nos centrábamos principalmente en detectar corrientes de agua subterráneas que es lo más peligroso para nuestro organismo y sobre lo que os voy a hablar en mis dos experiencias.

#Primer Estudio Geobiológico…

Yo, por aquel entonces, todavía vivía en casa de mis padres, así que cuando llegó mi turno, todo el Curso de Geobiología (eramos unos 20) vino a Corbera donde mis padres tienen una casa unifamiliar.

El estudio se centró en las zonas de descanso (salón y habitaciones) y casualmente, la única zona que estaba afectada era justo donde dormía mi madre, que tenía una corriente de agua subterránea que travesaba su lado de cama de arriba abajo. Mi madre siempre ha tenido problemas de huesos y como ella dice nunca conseguía dormir de un tirón. La solución fue tan sencilla como mover la cama 90 grados, para que la corriente no la atravesase y desde entonces se siente mucho mejor, menos dolores y mejor descanso.

Resultado del primer estudio geobiológico
Resultado del primer estudio geobiológico

 

Pero todavía me gustaría contaros una segunda experiencia, en la que comprobé personalmente cómo las corrientes subterráneas pueden afectarnos en pocos días…

#Segundo Estudio Geobiológico…

Con mi pareja, Víctor, estuvimos el año pasado durmiendo durante unas semanas en casa de un familiar, al cabo de 3 días de dormir en la nueva habitación, me desperté por la mañana con las manos completamente dormidas. El primer día pensé que habría sido debido a una mala posición, sin embargo, me desperté una y otra vez con las manos dormidas durante los días sucesivos. El efecto desapareció por completo el fin de semana cuando cambiamos de casa, así que parecía claro que bajo la cama pasaba algo extraño.

Fue entonces cuando llamamos al geobiólogo y efectivamente había una corriente de agua que atravesaba de arriba abajo la cama. De nuevo, la solución pasó por girar la cama 90 grados y la sensación de que se nos durmieran las manos desapareció. Lo cierto es que la corriente atravesaba toda la casa y afectaba también a otros familiares, que también se encuentran y duermen mejor tras haber movido las camas.

Para mi y para mi pareja, Víctor, también arquitecto, esto supone una responsabilidad de cara a nuestros clientes, ya que tras finalizar el curso y comprobar por nosotros mismos como efectivamente las geopatías nos afectaban a nosotros y nuestra familia, no concebimos diseñar una casa sin comprobar antes la presencia de corrientes de agua subterráneas bajo camas y zonas de descanso.

En cualquier caso, haciendo el curso también me di cuenta que para poder hacer un estudio geobiológico yo misma, necesitaría muchos años de aprendizaje, así que de momento sigo contando con la colaboración de Pere cada vez que tengo que realizar un estudio geobiológico de una casa.

que_es_un_estudio_geobiologico
Resultado del segundo estudio geobiológico

Y tú, ¿quieres hacer un estudio geobiológico de tu vivienda?

> Si quieres realizar un estudio geobiológico de tu casa (o de tu terreno si todavía no has construido una casa) puedes contactarme y estaré encantada de resolver cualquier duda que puedas tener. Te puedo recomendar a mis geobiólogos de referencia.

> Si quieres contactar directamente con un geobiólogo, te recomiendo que visites la web del Centro de Estudios Geobiológicos – GEA, donde encontrarás además información adicional sobre geobiológica y radiestesia.

Conecta con Jade

¡Suscríbete a mi Blog y no te pierdas ningún post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *