¿Por qué los finlandeses viven en casas pasivas y nosotros no?

Como joven arquitecta de la generación Erasmus, yo también tuve la suerte de vivir durante un año en un país europeo. Los españoles, teníamos bastantes opciones de que nos enviasen a un país más frio que el nuestro, en mi caso fue una elección personal, tenía ganas de experimentar la vida en un clima radicalmente diferente y por ello elegí Finlandia.

visit finland
CC Visit Finland

Concretamente, Helsinki, una ciudad donde los habitantes no solo pasan prácticamente 6 meses con muy poca luz solar (a las 2 de la tarde empieza a oscurecer en los meses de invierno) sino que además, el frio ha condicionado su carácter, convirtiendo a los finlandeses en personas mucho más introvertidas y caseras que los españoles.

Siempre me acordaré de una amiga finlandesa que a su vez, había pasado un año de Erasmus en Barcelona y ella siempre me decía “nunca había pasado tanto frio como en el año que viví en Barcelona”.

En Helsinki por supuesto hace mucho más frio que en Barcelona, pero cuando hablamos de espacios interiores, sus viviendas son mucho más eficientes que las nuestras.

Fachada de la Casa Aalto
Fachada de la Casa Aalto

La mayoría de casas finlandesas son de madera, y no solo porque es la materia prima más abundante, sino porque no es posible fraguar el hormigón a temperaturas bajo cero. Esta contrariedad ha permitido mayor innovación en la construcción en madera que se prepara en taller, permitiendo controlar hasta el mínimo detalle de la fabricación de cada uno de los elementos de la vivienda y consiguiendo viviendas prácticamente estancas con grosores de aislamiento superiores a los 30 cm.

Este sistema, en realidad no es exclusivo de Finlandia, la construcción de casas pasivas de madera estancas, ha sido promovida con mucho éxito en los últimos años por los alemanes, que han ideado el denominado estándar Passivhaus, una lista de criterios de construcción eficiente desde el punto de vista energético, con más de 20 años de desarrollo y con más de 20.000 viviendas certificadas.

El estándar Passivhaus ha demostrado ser tan eficiente que se ha aplicado en toda Europa, en España, se han certificado recientemente las primeras viviendas con el estándar Passivhaus.

CC Dave S.
CC Dave S.

¿Es posible construir una casa pasiva de madera en España?

Aunque España no dispone todavía de una industria madura de producción de madera para construcción sí que existen profesionales calificados para la construcción de casas pasivas. La madera, normalmente se importa de Alemania o de los países nórdicos, pero la transformación y preparación en taller normalmente se realiza de forma local.

Una casa pasiva controla el gasto de energía gracias a la ganancia natural de temperatura mediante la arquitectura pasiva, como pueden ser ventanas y protecciones solares orientadas a sur. Pero además, en una casa pasiva certificada con el sello Passivhaus se reduce al mínimo el intercambio de temperatura entre interior y exterior, consiguiendo que la necesidad de energía de calefacción se proporcione mediante una sencilla ventilación controlada de renovación de calor.

El aislamiento y el sellado serán factores clave para conseguir la máxima eficiencia, la vivienda no puede intercambiar aire con el exterior sin que este sea filtrado y atemperado y por este motivo, con el fin de garantizar la calidad del aire interior, se realizan un mínimo de 0,3 renovaciones de aire por hora.

Trasladado a números, esto significa que una vivienda pasiva consume del orden el 10% de energía de calefacción en comparación con una vivienda tradicional. Si ponemos el caso de una familia de 3-4 personas que vive en una casa unifamiliar aislada y que consume 2.000 euros de energía de calefacción /por temporada, en una casa pasiva el consumo se reduce a 200 euros en toda la temporada hibernal.

Así que aunque los finlandeses necesitan construir casas pasivas por su clima extremo, no nos iría mal en España empezar a construir más casa pasivas para reducir nuestro consumo energético. ahorrando mucho dinero en calefacción y quién sabe, quizá utilizar lo que nos sobra para hacer un viaje a Finlandia, ¡os lo recomiendo!

Conecta con Jade

¡Suscríbete a mi Blog y no te pierdas ningún post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *