Construir una casa bioclimática

Una pregunta común de nuestros clientes y de lectores del blog es ¿cuál es la diferencia entre una casa pasiva, una casa ecológica y una casa bioclimática?

¿Puede una casa ser ecológica, pasiva y bioclimática?

bosque construir una casa bioclimática

Bien, cada uno de los términos alude a características distintas, aunque todas ellas están relacionadas con casas que funcionan en relación con el medio ambiente y el clima.

Si queremos ser radicales, el término casa ecológica sería una casa cuyos materiales y sistemas constructivos están en armonía total con el medio ambiente, en el sentido de que son renovables, sostenibles y naturales. El funcionamiento climático de una casa ecológica también debería ser radical y funcionar gracias al clima y al entorno sin necesidad de generar energía mediante fuentes no renovables.

A partir de aquí, aparecen términos más o menos radicales en relación al sistema constructivo y a la eficiencia de la casa. En el sentido de que una casa pasiva es una casa que utiliza los recursos naturales a su favor ya sea para almacenar, generar energía o protegerse de la ganancia de luz y calor.

Por ejemplo, un elemento pasivo de la arquitectura es un simple porche que nos protege de la radiación solar directa en verano cuando el sol irradia de forma vertical pero que deja entrar luz y calor en casa en invierno cuando el sol irradia con menor ángulo.

¿Y que hay de las casas bioclimáticas? Construir una casa bioclimática está estrechamente ligada a una casa ecológica, ya que hace referencia al funcionamiento de la casa en relación al clima del lugar.

Si nos encontramos en un clima cálido, para construir una casa bioclimática, en lugar de cerrarnos por completo y funcionar con aparatos de aire acondicionado, probablemente se deberemos diseñar con patios, con sombras, con vegetación.

Por el contrario, construir una casa bioclimática en un clima frio comportará abrir grandes ventanas para captar la energía solar y ahorrar en calefacción.

Esto es tan solo un sencillo ejemplo de la multitud de estrategias que se han ido mejorando a lo largo de centenares de años de historia de arquitectura.

Tradicionalmente, las casas siempre han sido bioclimáticas por necesidad, es tan solo desde hace un centenar de años, con la tecnificación de las casas mediante aire acondicionado y la calefacción que nos hemos permitido el lujo de independizarnos del clima exterior generando un microclima más o menos saludable en el interior.

Es importante recuperar algo del conocimiento tradicional y re-aprender a construir una casa bioclimática que trabaje en relación al entorno aprovechando la energía del sol, del viento y con un ambiente interior saludable en relación al clima exterior.

Entremos en detalle en la construcción de una casa bioclimática, ¿cuáles son los aspectos clave a tener en cuenta en el diseño de una casa bioclimática?

Diseñar y construir una casa bioclimática

Diseñar y construir una casa bioclimática consiste en asegurar el confort de los ocupantes de la vivienda, minimizando el uso de energía a través de los recursos naturales del lugar.

Una casa bioclimática es, de este modo, una vivienda que garantiza unas condiciones confortables de humedad y temperatura interior, junto con un bajo o nulo consumo de calefacción, refrigeración y agua caliente.

energía construir una casa bioclimática

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el momento de diseñar y construir una casa bioclimática son los sistemas de producción de energía, así como la minimización de la emisión de CO2 de la vivienda.

En nuestra latitud, la energía que destinamos a calentar agua o aire para la calefacción del hogar supone aproximadamente un 40% del gasto energético total de una casa, por ello es muy importante aprovechar los recursos naturales y las energías renovables como el sol o la energía geotérmica, para reducir este gasto y mejorar la eficiencia energética de nuestra casa.

Además una casa bioclimática también debería contar con sistemas de recolección de agua de lluvia, depuración y gestión de residuos.

Todos estas necesidades dependerán de un adecuado proceso de diseño que ponga en consonancia las necesidades de la vivienda y de las personas que viven en ella, veamos en detalle cuáles son los factores clave para construir una casa bioclimática que funcione acorde con el entorno.

#4 Factores clave para diseñar y construir un casa bioclimática

#1 Elegir un terreno adecuado

El primer paso para construir una casa bioclimática es encontrar un terreno adecuado que permita aprovechar el calor solar para producir energía renovable, así como poder situar un posible huerto o que cuente con vegetación que ayude a refrescar la vivienda en verano.

Sin duda, el asoleo va a ser el primer factor clave de diseño, disponer de una buena orientación a sur o por defecto a sur-este o sur-oeste, será el primer criterio que deberemos tener en cuenta a la hora de decantarnos por un terreno u otro.

Disponer de sol durante la mayor parte del día nos permitirá calentar nuestra vivienda de forma natural y disponer de luz con el consecuente ahorro energético que ello supone.

El sol es fuente de vida, la luz solar no solo calienta, también esteriliza el agua (rayos UVA), nos aporta luz y hace crecer las plantas de nuestro huerto. Diseñar una casa bioclimática aprovechando el sol supone utilizar materiales que almacenen calor solar, aberturas que permitan la entrada de luz y calor en el interior o protecciones solares en verano como porches, persianas regulables o aleros.

#2 Adecuar la casa al clima y al entorno

molino viento construir una casa bioclimática

Una vez tenemos el terreno, es muy importante que para construir una casa bioclimática partamos de la adaptación al entorno. De esta manera podremos aprovechar al máximo los recursos naturales y protegernos de los agentes atmosféricos no deseados.

Por ejemplo, si nos encontramos en un clima muy extremo es interesante aprovechar la inclinación del terreno para ganar inercia térmica, así como plantear unas fachadas con un aislamiento térmico considerable.

En un clima más moderado pero húmedo, es necesario tener muy en cuenta la ventilación natural, disponiendo aberturas en diferentes fachadas de la vivienda o bien patios que nos permitan conseguir ventilación natural y cruzada en la mayoría de las estancias.

También es muy positiva la presencia de espacios semi-cubiertos, como porches con vegetación caduca que permitan el paso de la luz y el sol en invierno y creen un espacio agradable de sombra en verano.

#3 Incorporar criterios de eficiencia energética y diseño pasivo

Para construir una casa bioclimática tampoco podemos olvidar incorporar criterios de eficiencia energética y de diseño pasivo.

Además, podemos incorporar sistemas de reutilización de aguas o de aprovechamiento de la energía solar para la producción de energía y la obtención de agua caliente y calefacción.

De este modo podemos instalar placas solares y fotovoltaicas en nuestra vivienda, depósitos para la recogida de aguas pluviales para el riego y los inodoros o zonas de porche y galerías.

fachada vegetal construir una casa bioclimática

También podemos disponer elementos como enredaderas de hoja caduca que permiten el paso de la radiación solar en invierno, fachadas y cubiertas ventiladas, ventilación natural cruzada o cubiertas ajardinadas para regular la humedad interior de la vivienda.

#4 Utilizar materiales ecológicos, reciclados y reciclables

Los materiales que elijamos para construir una casa bioclimática también serán muy importantes, ya que algunos materiales nos ayudarán a cumplir los criterios de eficiencia energética y diseño pasivo con más facilidad.

Si buscamos inercia térmica podemos construir muros de obra o tierra que almacenan calor y lo ceden al interior. Es importante optar alternativas naturales y ecológicas. Si, por el contrario, buscamos ligereza y aislamiento, podemos emplear la madera.

Ambas opciones se pueden combinar con aislamientos naturales y transpirables que hoy en día están apareciendo en el mercado a precios muy competitivos y con unas prestaciones nada envidiables en comparación con los aislamientos sintéticos con componentes tóxicos convencionales que se han venido utilizando en las construcciones en masa de los últimos años pre-crisis.

Es importante mirar no sólo la procedencia de los materiales sino el fin de su vida, es decir, un material renovable, como la madera, será mucho más interesante que uno no renovable, como la piedra, aunque ambos sean naturales.

interior construir una casa bioclimática

Y finalmente, en cuanto a los materiales, no debemos olvidar los materiales reciclados, los cuales pueden estar compuestos por plásticos o metales pero son muy interesantes ya que evitan generar nueva materia.

Conecta con Jade

¡Suscríbete a mi Blog y no te pierdas ningún post!

Comments

  1. says

    La casa eficiente es algo importante para nuestra sociedad. No hay que malgastar recursos para vivir mejor sino utilizarlos con sentido común.
    Me gusta mucho el artículo.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *